RFC SAT

Razones legales por las cuales debe estar en el RFC

Es muy común encontrar en los foros de Internet personas que desean saber las “desventajas” de estar en el RFC, y muchas más dando respuestas a tales dudas.

Esta interrogante específica surge del desconocimiento tanto del instrumento como de la ley, pues no existe tal cosa como desventajas, en todo caso consecuencias de acciones, u omisiones al respecto. 

Muchas personas alegan no querer registrarse porque les acarrea la desventaja de tener que declarar absolutamente todo cuanto generen o perciban, tarea que debe ser realizada por un Contador.

Cuya contratación por sí sola el común la percibe como desventaja por los honorarios que cobra, quien tendrá la función de notificarle cada vez que le corresponda cancelar tributos, cuánto es el monto y cuáles son los conceptos.

Así mismo, mientras más altos sean los ingresos. Así serán los impuestos.

Esto es falso desde muchas perspectivas y, además afirmarse en esta creencia dice mucho de su disposición a mantenerse en términos de la legalidad ante la Administración y los preceptos de la norma fiscal.

¿Por qué es falso?

En primer lugar, sí debe declarar todo cuanto perciba, sin embargo existen distintos regímenes dentro del sistema fiscal para clasificarlo como contribuyente y cada uno tiene requisitos y obligaciones distintas, acordes a cada caso.

Si usted es un asalariado, por ejemplo, es quien menos responsabilidades tiene ante la Administración Tributaria, por lo que no hay razón para preocuparse.

Segundo, los servicios de un Contador son costosos, pero usted sólo requerirá de uno cuando sus ingresos, cualquiera que sea su régimen de personas físicas, superen los dos millones de pesos anuales; montos inferiores a esta cantidad pueden ser declarados a través de la aplicación Mis Cuentas en la página oficial del SAT.

Estimado lector, si usted gana dos millones de pesos anuales y se niega a declararlos. Es evidente que tiene un pequeño problema de acatamiento de autoridad, porque no toda la población puede acceder a esta cantidad de dinero, seamos sensatos.

Para exigir derechos, hay que cumplir deberes.

Tercero, obviamente que mientras más percepciones e ingresos haya tenido dentro del ejercicio fiscal, mayor será el monto de sus gravámenes.

No obstante, la ley contempla múltiples beneficios de exenciones y rebajas para cada caso, circunstancia y régimen, para todos hay, por lo que no necesariamente debe ser siempre excesivo el monto a pagar.

A la Administración Tributaria le conviene darle muchas opciones de rebajas porque de lo que se trata es de captar contribuyentes e insertar la cultura tributaria en la sociedad en general, que sepan cuál es el objetivo de cumplir con las cargas impositivas que le correspondan.

Para el Estado es preferible percibir sólo el 2% de su ingreso anual. Por ejemplo, que no percibir absolutamente nada, porque el 2% suyo, sumado al de sus vecinos, otras personas del municipio, luego del Estado, hasta llegar a percibir el de miles a nivel nacional, hacen un ingreso importante en las arcas de la Nación.

Principales consecuencias de estas desventajas

Por otra parte, hay consecuencias adicionales que sí constituyen verdaderamente desventajas muy claras, derivadas de no registrarse en el RFC.

Usted debe formar parte del padrón impositivo de la Nación porque, legalmente, a partir de los 18 años de edad, todas las personas son contribuyentes, incluso si no posee actividad económica alguna (porque es desocupado, por ejemplo). Ya que jurídicamente es declarante de derecho, aunque no sea contribuyente de hecho.

No registrarse ante el RFC también es delito fiscal, el cual debe usted evitar por encima de todo para que no afecte las actividades conexas de su vida civil, recuerde que el RFC lo piden para casi todo y esa infracción, con su nivel de gravedad, va a quedar para siempre en el sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *